Tres comunidades del pueblo Yshir participaron de talleres de socialización y validación de planos georeferenciados y jornadas de amojonamiento de sus territorios

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Talleres de socialización y validación de planos georefenciados de las comunidades Puerto Diana, 14 de mayo y Puerto Esperanza, del pueblo Yshir, ubicadas en Bahía Negra, Alto Paraguay (Chaco) y jornadas de amojonamiento de sus territorios se llevaron a cabo desde el 7 al 13 de abril. Estos encuentros fueron desarrollados por el ingeniero Atahualpa Ayala y su equipo de ingenieros geógrafos Fiorella Fiandro y Oscar Martín, desde el miércoles 7 al martes 13 de abril.

Respecto a estas acciones, Froilán Barboza, perteneciente a la nación Yshir, ex lider comunitario de Puerto Esperanza, integrada por unas 280 familias, sintetiza que estos trabajos llevados adelante como parte del proyecto significan la recuperación del territorio y destaca como un paso muy importante para las futuras generaciones de su pueblo.

«Como ex líder y miembro activo de la comunidad Puerto Esperanza este proyecto tiene para mí una gran importancia y es lo que necesitábamos hace mucho tiempo, la demarcación de los límites de nuestra comunidad, para que puedan salir las personas que están dentro de nuestra propiedad», agrega.

Por su parte, César Barboza, presidente de la Unión de Comunidades Indígenas de la Nación Yshir (UCINY), una de las organizaciones impulsoras del proyecto, y referente de la comunidad Puerto Diana, de las que forman parte unas 300 familias, comenta que los trabajos salieron muy bien, y que todas las acciones realizadas contaron con el acompañamiento y la participación de los integrantes de la comunidad. «Las personas de la comunidad están  contentas porque la prioridad es asegurar nuestros territorios, los linderos. Hay muchos problemas allí, en los alrededores por ejemplo hay brasileños que entran y pasan los límites. A través de este trabajo vamos a recuperar nuestro territorio, lo que nos pertenece», añade.

Estas actividades forman parte del proyecto “Construcción participativa de un plan piloto para la demarcación, saneamiento y regularización de tierras indígenas tituladas en territorios de conservación de ambas regiones del país”, que está siendo implementado por la Federación por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas (FAPI), la UCINY y la Asociación de Comunidades Indígenas de Itapúa (ACIDI). Cuenta con el financiamiento del Ministerio Federal de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear, de Alemania, en el marco de su iniciativa global de apoyo a los TICCAs, y el Programa de Pequeñas Donaciones (PPD), del Fondo del Medio Ambiente Mundial (FMAM), que es implementado por la representación local del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Noticias relacionadas

FAPI