José Francisco Calí ejerce como nuevo Relator Especial de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas desde el 1 de mayo

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Desde el 1 de mayo de 2020, el Embajador José Francisco Calí Tzay ejerce el nuevo mandato, de tres años de duración, como Relator Especial de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, nombrado por el Consejo de Derechos Humanos el pasado 13 de marzo.

Esta será la primera ocasión, desde la creación del mandato, en que la Relatoría Especial estará en manos de un guatemalteco, quien sucederá a la señora Victoria Tauli-Corpuz de Filipinas, quien ha ejercido el mandato desde el 2 de junio de 2014.

El Embajador Calí Tzay es del pueblo Maya kaqchikel y actualmente es el Embajador de Guatemala ante la República Federal de Alemania. Ha sido presidente del Comité para la Eliminación de todas las formas de Discriminación Racial (CERD por sus siglas en inglés), órgano de tratado del cual resultó electo durante cuatro períodos consecutivos de 4 años cada uno.

Anteriormente, el Embajador Calí Tzay fue el director de Derechos Humanos en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala; consultor de la Vicepresidencia de la República de Guatemala sobre temas indígenas y para seguimiento de compromisos internacionales; Comisionado Presidencial a cargo de la Unidad de Relaciones Internacionales y de Cooperación en la Comisión Presidencial contra la Discriminación y el Racismo contra los Pueblos Indígenas en Guatemala (CODISRA) y Presidente del Programa Nacional de Resarcimiento de Víctimas del Conflicto Armado Interno.

En apego a la resolución 42/20 del Consejo de Derechos Humanos, el Relator Especial tendrá como mandato examinar medios para superar los obstáculos existentes para la plena y efectiva protección de los derechos de los pueblos indígenas y promover las mejores prácticas; deberá reunir, solicitar e intercambiar información y comunicaciones de todas las fuentes que corresponda, incluidos los Gobiernos, los pueblos indígenas, sus comunidades y organizaciones, sobre las denuncias de violaciones y vulneraciones de los derechos de los pueblos indígenas.

Por otra parte, el Relator Especial deberá formular recomendaciones sobre las medidas adecuadas para evitar y reparar las violaciones y las vulneraciones de los derechos de los pueblos indígenas; trabajar en estrecha coordinación con otros procedimientos especiales y órganos del Sistema de las Naciones Unidas, en particular con el Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas.

Fuente: https://www.minex.gob.gt/noticias/Noticia.aspx?id=28651&fbclid=IwAR3WzoL0f454G7B8umay_pK9VWFqdMkBd0NkivyegMFk1sH7Lfl_tp6jU0Q

Noticias relacionadas