Casos de Pueblos Indígenas que luchan por recuperar sus territorios, como los Mby’a y los Ayoreos son presentados en taller internacional

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
La Abog. Mirta Pereira, asesora jurídica de FAPI y Alberto Vázquez, indígena Mby'a Guaraní, presidente de la asociación ACIDI, miembro de FAPI, durante la presentación en el taller internacional.
La Abog. Mirta Pereira, asesora jurídica de la Federación por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas (FAPI) y Alberto Vázquez, indígena Mby’a Guaraní, presidente de la asociación ACIDI, miembro de FAPI, durante la exposición en el taller internacional en Palangkaraya, Indonesia. FOTO:  Sophie MH Chao.

«Deforestación y Derechos de los Pueblos Indígenas» se denominó el taller internacional llevado a cabo en Palangkaraya, capital de la provincia de Kalimantan Central (Indonesia) donde representantes de la Federación por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas (FAPI), entre ellos, Alberto Vázquez y la abog. Mirta Pereira expusieron sobre la realidad de Paraguay  en coincidencia al tema de la reunión.

Durante el encuentro, organizado por Forest Peoples Programme y  PUSAKA desde el 9 hasta el 14 de marzo, los representantes de FAPI presentaron dos casos puntuales de Pueblos Indígenas que sufren en carne propia la alarmante deforestación en las dos regiones del país, como los Ayoreo Totobiegosode, en el Chaco y los Mby’a Guaraní, en la región Oriental.

Alberto Vázquez, durante una intervención en el encuentro.
Alberto Vázquez (primero de la derecha), durante una intervención en el encuentro. FOTO: Sophie MH Chao.

 

Ayoreos Totobiegosode

La región donde residen los Ayoreos tiene la tasa más alta deforestación en el mundo, según un estudio realizado por la Universidad de Maryland, en especial en la cercanía de la zona reclamada. El Estado ha realizado acciones que lesionan marco legales ambientales, los derechos indígenas  y ponen en riesgo el territorio de los Totobiegosode.
Los Ayoreos habitan en el Chaco Paraguayo, el lugar más deforestado del planeta. Foto: Survival.
Los Ayoreos habitan en el Chaco Paraguayo, el lugar más deforestado del planeta. Foto: Survival.
Pueblo Mby’a Guaraní, en la Región Oriental 
Los Mby’a Guaraní, el pueblo con mayor población en la Región Oriental, se encuentra reclamando al Estado Paraguayo unas 50 a 70 mil hectáreas en su Tekoha Guasú (zona conocida por los no indígenas como área para reserva del Parque Nacional San Rafael) por la construcción de la represa Hidreléctrica Yacyretá. Además de ello, este pueblo sobrevive presidado y arrinconado por la súperproducción de soja en los departamentos donde habitan sus comunidades.
Mapa del Tekoha Guasú 
mapatekohaguasu
tekohaguasuok
El Tekoha Guasu, de los Mby’a Guaraní.
El Tekoha Guasú invadido por la plantación de sojales.
El Tekoha Guasú invadido por la plantación de sojales.
Principales causas – deforestación región Oriental 
En un periodo de 40 años (1945-1985), el proceso de deforestación ocurrido en la Región Oriental, eliminó 4.916.452 hectáreas. Una hecatombe sin precedente. Entre las principales causas de la deforestación en la Región Oriental, destacan la venta de madera (año 1950/70), construcción de las dos hidroeléctricas, el boom del cultivo de la soja, por brasileños, actualmente brasiguayos y otros extranjeros (muy pocos paraguayos), la falta de aplicación de normas ambientales y la presión de sojeros sobre tierras indígenas.
Mientras que en la región Occidental,donde solamente en el año 2013 se deforestaron 236.869 hectáreas de bosques, se resaltan como motivos de deforestación un ecosistema más frágil, sumado al trabajo de ganadería realizado por gente de la región Oriental que migra hacia el Chaco, menonnitas, brasileños y uruguayos quienes también deforestan para el cultivo o la ganadería y una Ley de impacto ambiental inadecuada.

Actualmente, en la región occidental, la deforestación es casi 1400 (2010/11) y 2000 (2012/13) hectáreas por día. (Fuentes Guyra paraguay).
Ley de Deforestación Cero
Paraguay cuenta actualmente con la Ley de Deforestación Cero, vigente desde  2004, ratificado por el Parlamento en el 2013, su extensión  hasta el 2018.
La reglamentación prohíbe el cambio de uso de la tierra, sin embargo el cultivo de soja sigue creciendo en el país, con un precio promedio por hectárea de 600 dólares ya de rentabilidad.
Cabe resaltar que la mayor  producción de la soja, se da en los mismos departamentos que fueron afectados por la construcción de las Represas Hidroeléctricas.
Entre el 2011 y 2012, en la Región Oriental se plantaron 2.957.408 hectáreas de soja, siendo  Alto Paraná el departamento con mayor cultivo, más de 700.000 hectáreas.

Plantación de soja en Paraguay

Superficie de Producción Fuente: MAG
AñoHectáreas
2000/011.350.000
2001/021.445.365
2002/031.474.178
2003/041.481.000
2004/051.935.700
2005/062.200.000
2006/072.400.000
2007/082.463.510
2008/092.570.000
2009/102.671.059
2010/20112.870.539
2011/20122.957.408
SUPERFICIE SEMBRADA POR DEPARTAMENTO
Departamento2005/062006/072007/082008/092009/102010/11
R. ORIENTAL2.200.0002.400.0002.463.5102.570.0002.671.0592.805.467
Concepción9.50015.00021.19820.71729.78031.279
San Pedro110.000156.100185.463207.490250.931263.557
Cordillera30300011
Guairá9.00010.00010.05412.95012.29512.913
Caaguazú240.000200.000318.664339.075347.418364.900
Caazapá110.000130.000110.314169.562132.535139.204
Itapúa464.000558.860480.721486.142480.748504.940
Misiones30.00030.00022.58822.80930.45731.990
Paraguari01043995053
Alto Paraná720.000750.000741.842761.450756.086794.132
Central001000
Ñeembucú000000
Amambay87.470110.000102.789107.745122.262128.414
Canindeyu420.000440.000469.834442.509508.496584.083
R. OCCIDENTAL000000
Pte. Hayes000000
Alto Paraguay000000
Boquerón000000
Puntos positivos y negativos 

Pese a esta realidad y a un Estado que no tiene en cuenta a sus Pueblos Indígenas, imponiendo reglamentaciones de leyes sin consulta, con situaciones de corrupción, impunidad y discriminación, preponderancia de los poderes de facto débil aplicación de la normas, vacíos legales para la legalización de tierras indígenas y la visión de la sociedad envolvente que el Bosque, es sinónimo de improductividad, hay también señales de avance.

Es así que los Pueblos y las comunidades indígenas siguen reclamando y luchando para la legalización de sus tierras y territorio, realizan esfuerzos importantes para incidir en la construcción de políticas públicas adecuadas y tratan de salvar el remanente de bosque, considerando que hay pueblos que necesitan para su supervivencia como los Pueblos en aislamiento voluntario (tanto en el Chaco como en el Oriente).

Entre los puntos positivos se pueden destacar los reclamos territoriales, antes instancias internacionales, CIDH, CERD etc.

Además, algunos Pueblos siguen fortaleciendo su cultura y religiosidad propia que está ligada fuertemente al bosque, incidencias ante instancias intergubernamentales (ej: programa Onuredd, acuerdos de cooperación FAPI –Dirección de Derechos Humanos de la Corte Suprema de Justicia) y la insistencia en cambios legales y de políticas de aseguramiento de tierras, respecto a incidir en planes de recuperación de bosques degradados. Así también, los mapeos y planes de vida elaborados desde y por los pueblos indígenas.

Noticias relacionadas