Organizaciones ambientales y de Pueblos Indígenas destacan importancia del Acuerdo Escazú y piden a autoridades eclesiales no desinformar Reviewed by Momizat on .             Miembros del Comité Paraguayo de la Unión Mundial por la Naturaleza (UICN), entre ellos la FAPI, Moises Bertoni, Guyra             Miembros del Comité Paraguayo de la Unión Mundial por la Naturaleza (UICN), entre ellos la FAPI, Moises Bertoni, Guyra Rating: 0
Usted está aqui: Home » Medio ambiente » Organizaciones ambientales y de Pueblos Indígenas destacan importancia del Acuerdo Escazú y piden a autoridades eclesiales no desinformar

Organizaciones ambientales y de Pueblos Indígenas destacan importancia del Acuerdo Escazú y piden a autoridades eclesiales no desinformar

 

 

 

 

 

 

Miembros del Comité Paraguayo de la Unión Mundial por la Naturaleza (UICN), entre ellos la FAPI, Moises Bertoni, Guyra Paraguay, IDEA, GAT y Procosara, WWF y WCS, emitieron un comunicado este domingo 1 de diciembre, en el que destacan lo conveniente para Paraguay y los países de la región de aprobar el Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe (conocido como Acuerdo de Escazú). También pidieron a las autoridades eclesiales no desinformar ni emitir mensajes falsos sobre el tema, tal cual lo hizo en la última semana en arzobispo de Asunción Edmundo Valenzuela, sino que a dar mensajes claros y precisos. Exhortaron a los senadores a aprobar y dar media sanción al proyecto de ley que ratifica el #AcuerdoDeEscazú.

La misiva destaca que este instrumento internacional trata propiamente sobre el derecho que tiene toda persona o grupo de personas a acceder a la información que obra en poder del Estado en temas ambientales, el derecho a participar en asuntos vinculados con el ambiente y a reclamar ante la justicia el menoscabo de estos derechos. «En ninguna parte de sus disposiciones hace referencia alguna sobre ‘aborto, ideología de género, eutanasia'»..

Igualmente, agrega, que es un Acuerdo que busca garantizar la protección de personas o grupos en situación de vulnerabilidad y a los defensores de los derechos humanos en asuntos ambientales. 

A continuación, el comunicado completo:

CLIC aquí para descargar el documento en PDF

Escazú nos conviene: ¡no desinformemos! (Sobre el Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe” adoptado en Escazú, Costa Rica, el 4 de marzo de 2018)

De acuerdo con información de público conocimiento, ha estado circulando por las redes sociales un video del arzobispo metropolitano de la Arquidiócesis de Asunción, Edmundo Ponziano Valenzuela Mellid, en el cual invitó a “los agentes de vida y familia a una reunión extraordinaria” que se habría llevado a cabo el 30 de noviembre a las 10:30 en el Seminario Metropolitano de Asunción, y en el que advertía que la sociedad paraguaya se encuentra “bajo una amenaza que proviene de las Naciones Unidas que quieren hacer un acuerdo de todos los acuerdos prácticamente imponien[do] aceptar todas las resoluciones anteriores de aborto, ideología de género, eutanasia” (sic).

En el video, se visualizan una serie de leyendas que hacen referencia a un “Convenio Regional Escazú”, “Subscripto el 28 de septiembre del 2018”, “presentado al Senado el 31 de Mayo del 2019”. El convenio al que se hace referencia trata es el “Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe” adoptado en Escazú, Costa Rica, el 4 de marzo de 2018.

Frente a la masiva circulación de este video preocupa la desinformación deliberadamente falsa generada, que pone en riesgo la aprobación de un acuerdo fundamental para todos los países de la región y, particularmente, para la República del Paraguay, y profundiza una innecesaria polarización sobre temas sensibles para la sociedad paraguaya.

Este instrumento internacional trata propiamente sobre el derecho que tiene toda persona o grupo de personas a acceder a la información que obra en poder del Estado en temas ambientales, el derecho a participar en asuntos vinculados con el ambiente y a reclamar ante la justicia el menoscabo de estos derechos. En ninguna parte de sus disposiciones hace referencia alguna sobre “aborto, ideología de género, eutanasia”.

Este Acuerdo materializa el Principio 10 de la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de 1992, que menciona: “el mejor modo de tratar las cuestiones ambientales es con la participación de Miembros plenos Miembros Observadores todos los ciudadanos interesados, en el nivel que corresponda. […] toda persona deberá tener acceso adecuado a la información sobre el medio ambiente de que dispongan las autoridades públicas […]. Deberá proporcionarse acceso efectivo a los procedimientos judiciales y administrativos, entre estos el resarcimiento de daños y los recursos pertinentes”.

Igualmente, es un Acuerdo que busca garantizar la protección de “personas o grupos en situación de vulnerabilidad” y a los “defensores de los derechos humanos en asuntos ambientales”.

Preocupa, además, que la diseminación deliberadamente falsa, apoyándose en la figura de un reconocido Arzobispo Católico, de marcada influencia en la opinión pública de la sociedad paraguaya, busque inhibir la aprobación de un Acuerdo que además responde a los principios de la Encíclica Laudato Si‘ “sobre el cuidado de la casa común” en la cual el Papa Francisco resalta la labor de la sociedad civil y el movimiento ecológico mundial para despertar la conciencia política y poner en la agenda pública la cuestión ambiental. En esa misma encíclica, destaca la Declaración de Río de 1992, subrayando que ahí se proclamó que «los seres humanos constituyen el centro de las preocupaciones relacionadas con el desarrollo sostenible», así como menciona una serie de Convenios Internacionales que buscan garantizar el derecho a vivir en un ambiente equilibrado (La Encíclica Laudato Si’ está disponible en http://w2.vatican.va/content/francesco/es/encyclicals/documents/papafrancesco_20150524_enciclica-laudato-si.html)

Dado que, en Paraguay, con el acceso a la información pública se han destapado graves casos de corrupción que han posibilitado que autoridades sean sometidas a procesos ante la justicia, preocupa seriamente que esta campaña esté dirigida a imposibilitar la adopción de un acuerdo internacional que permitirá el incremento de niveles de información que deberán estar puestas a disposición de todo el público, buscando garantizar la protección del medioambiente, precisamente en un momento en el que gracias al acceso a la información pública sobre licencias ambientales y cobertura de bosques nativos se ha logrado la imputación del responsable de una empresa que habría deforestado ilegalmente casi 2000 hectáreas de bosque nativo chaqueño.

Las organizaciones que conformamos el Comité Paraguayo de la Unión Mundial por la Naturaleza (UICN) llamamos a la sociedad paraguaya a interiorizarse y reflexionar sobre este instrumento internacional, cuya posibilidad de lectura y análisis está a disposición de cualquier persona (se puede leer y corroborar su contenido en https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/43595/1/S1800429_es.pdf), llamamos también a las autoridades eclesiales a dar mensajes claros, precisos y que una a la sociedad bajo una causa en común y exhortamos a los senadores a aprobar y dar media sanción al proyecto de ley que ratifica el #AcuerdoDeEscazú.

Scroll to top